31.3.14

En mitad de ninguna parte

Hay personas condenadas a olvidarse.  Pie sobre un acelerador que nos lleva a otro lugar, a otras circunstancias.   Música que se pierde entre el ruido, imágenes que se difuminan entre la niebla,  complicidades que se devalúan tras el silencio…

Hay situaciones que nos arrastran, que nos llevan a mitad de ninguna parte,  sin un mapa de ruta sobre el que dibujar  el trayecto recorrido, ni el que debemos trazar.  Pasos que  deambulan entre el ayer, cada vez más lejano, y el mañana más impreciso…

Hay momentos sin banda sonora, sin colores, sin fragancia, sin nada que arrope el esqueleto de los mismos… y no necesitan más, para ser  inolvidables  

No hay comentarios: