9.5.17

.. que valgas los cambios

"No quiero que valgas la pena, quiero que valgas el tiempo, que valgas las risas, que valgas los sueños, que valgas las palabras, que valgas las renuncias, que valgas los cambios, que valgas cada momento."

28.4.17

Sin juzgar

Regreso a aquel tiempo en el que  me dejé  impregnar hasta la médula de lugares donde el silencio es su único habitante, en el que pasear por sus calles era como profanar una tumba, y sentir la desolación en su expresión más amarga.  Cómo explicar la vida  en medio de ese panorama tan desgarrador,  cómo no preguntarse  una y otra vez si ese es el camino que queremos seguir recorriendo…


El periódico vuelve a llevarme a esos lugares,  a colocar la realidad sobre el tapete, y a colocar sobre la balanza mi curiosidad por saber, y el respeto por el silencio.  Demasiadas preguntas se entrelazan en mi cabeza,  tantas como horas ella pasa sola… Toda una vida marcada por la soledad. "Elegida" dirán muchos,  "quizá" pienso yo.  Me pregunto cuántos de esos  abandonos forzosos  no hubiesen tenido camino de retorno, si la vida les hubiese dado esa oportunidad.  Cuántas miradas  se pierden entre las aguas de  pantanos, mientras las lágrimas corren sus rostros…


A ella no le flaquearon las fuerzas. Intuyo que ese viaje de retorno, tuvo un duro  prólogo que  la mayoría no entenderíamos. Cómo dejar marchar a una madre anciana a un lugar aislado, a vivir sola, sin agua ni luz… Cómo hacer entender a unos hijos esa necesidad de volver,… Cómo poner todo eso en una balanza, y simplemente  entender… Entender sin juzgar… 


La generosidad es algo que se practica en silencio y en primera persona...  Las jaulas por mucho que sean de  oro no dejan de ser jaulas…  No hay mayor forma de amar, que dejar partir a la persona que amas…

23.3.17

mi felicidad

Mi  felicidad es un día de primavera, de esos en los que los rayos tímidos de sol te acarician la piel, y te hacen cosquillas el alma. Tiene la banda sonora del agua deslizándose por el arroyo y los pajaritos trinando, mientras se columpian de rama en rama,  las flores silvestres  que, inundan los rincones con sus colores. Mi dicha tiene el olor de las violetas, y los cielos azules celestes, la tierra  roja como la sangre y los verdes de los trigos..
Mi alegría tiene la paz de mi rincón en el mundo,..

Mi felicidad es un ramito de violetas para ella, una visita al huerto con él... y ellos, siempre ellos...

15.3.17

Sigue bailando...

Hay momentos en los que las ausencias se hacen más patentes, en los que todo nos recuerda a alguien o algo que no está a nuestra vera.
Son días en los que uno pediría que se parase el mundo, para poder bajarnos, o simplemente escondernos de él. No hay argumentos, sólo esa sensación de soledad que nos inunda y nos oprime hasta casi ahogarnos. 
Nos sentimos solos e incomprendidos. Nos volvemos sonámbulos en nuestros pensamientos. Nos arrastramos como alma en pena, y nos preguntamos una y otra vez, cuánto importamos al resto,... si pasan a nuestro lado como si no nos vieran. 

Como si fuésemos  un hámster en una rueda, volvemos a ese pensamiento de añorar lo que no tenemos al alcance de la mano una y otra vez, y sentimos que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Son momentos de refugiarnos bajo un paraguas y dejar que la lluvia sea esa cortina transparente que nos protege del mundanal ruido, de cubrirnos con mantas de colores en días grises,  y poner lápiz de labios rojo, a  noches de insomnio.

Hay momentos para sentir la tristeza, para abrazarse uno mismo,  y encogerse como si volviésemos al útero materno,... pero igual que entonces,  son periodos preparatorios para la vida fuera de ese microcosmos, luego toca abrir los ojos y volver a descubrir...
Cierra lo ojos, escucha la música de fondo, .... Bailemos , dejemos volar los pies al compás de los violines, giremos hasta que los colores se mezclen formado un arco iris, llenemos los pulmones con aromas de primavera....


Sigue bailando, déjate llevar, canta la melodía,sueña...

8.2.17

Contradicciones

Veo al político de buena planta y me recuerda a él, a todos esos momentos a su lado donde tantas atenciones me asfixiaban, y que ahora, a veces, añoro. He pasado de alguien dispuesto a escucharme constantemente  e ir limpiando las piedras de mi camino, a alguien  que necesita hablar, más que escuchar y prefiere ver el campo desde la acera. He dejado de desgranar el alma y el pensamiento porque nadie hay que quiera realmente escuchar.  A veces hablo sola , por miedo  a olvidar cómo suena mi voz.

27.1.17

Besos de agua

Se deslizan dibujando caminos imposibles, serpentean antes de precipitarse, juegan al escondite tras el cristal…

A veces son tímidas siluetas, otras verdaderos chorros transparentes que se mueven con grácil encanto…

Hubo un tiempo en el que jugábamos con ellas tras el vidrio de las ventanas, cuando intentábamos atraparlas o simplemente acompañarlas en su  laberinto. Gotas de  vida soñando con alcanzar el infinito, momentos efímeros llenos de melancolía…

Sentada en un bus de regreso a casa, en esta noche de invierno, mientras la lluvia cae, y la mirada  vaga entre esos compañeros de viaje, ensimismados en su mundo interior,.. ¡Cuántas imágenes se agolpan en mi cabeza!

…. mientras un paraguas nos protege de ese cielo que llora, y el sonido de unos tacones que se alejan son la banda sonora de nuestro día...


13.1.17

... de otros

Se puede acabar el amor pero no se pierde la memoria