28.4.17

Sin juzgar

Regreso a aquel tiempo en el que  me dejé  impregnar hasta la médula de lugares donde el silencio es su único habitante, en el que pasear por sus calles era como profanar una tumba, y sentir la desolación en su expresión más amarga.  Cómo explicar la vida  en medio de ese panorama tan desgarrador,  cómo no preguntarse  una y otra vez si ese es el camino que queremos seguir recorriendo…


El periódico vuelve a llevarme a esos lugares,  a colocar la realidad sobre el tapete, y a colocar sobre la balanza mi curiosidad por saber, y el respeto por el silencio.  Demasiadas preguntas se entrelazan en mi cabeza,  tantas como horas ella pasa sola… Toda una vida marcada por la soledad. "Elegida" dirán muchos,  "quizá" pienso yo.  Me pregunto cuántos de esos  abandonos forzosos  no hubiesen tenido camino de retorno, si la vida les hubiese dado esa oportunidad.  Cuántas miradas  se pierden entre las aguas de  pantanos, mientras las lágrimas corren sus rostros…


A ella no le flaquearon las fuerzas. Intuyo que ese viaje de retorno, tuvo un duro  prólogo que  la mayoría no entenderíamos. Cómo dejar marchar a una madre anciana a un lugar aislado, a vivir sola, sin agua ni luz… Cómo hacer entender a unos hijos esa necesidad de volver,… Cómo poner todo eso en una balanza, y simplemente  entender… Entender sin juzgar… 


La generosidad es algo que se practica en silencio y en primera persona...  Las jaulas por mucho que sean de  oro no dejan de ser jaulas…  No hay mayor forma de amar, que dejar partir a la persona que amas…

No hay comentarios: