31.1.18

99/3

Son notas musicales arrancadas a las ramas desnudas de los chopos que acompañan al rio, hablan de  mañanas de niebla y  tardes de paseo,  de  pasos ligeros y otros más cansados, de ojos que se agrandan en cada descubrimiento, y  de otros que parecen haberlo visto ya todo.

Tienen letras de inocencia mezcladas con la sabiduría que da vivir, se salpican entre la realidad y fantasía. Como aquellos días, en los que la noche nos invitaba a pasear por noches londinenses y pensamientos que se perdían al amanecer; donde la ilusión se conjugaba  en tiempo presente, y la nostalgia  en continuo…

Son estribillos de invierno, capas de  escarcha blanca y sueños de  crepitar en la chimenea,  de  velas que no se volverán a encender, porque no hay quien las sople.  99 hubiesen sido.. 

No hay comentarios: