15.2.18

vamos a contar un cuento

Soñé con un paquete que contenía magia, nerviosismo al abrirlo, y una enorme sonrisa al ver el contenido. Soñé con unas manos diminutas que abrían la puerta y  recogían un envío con asombro, y lo agitaban esperando adivinar su contenido… Soñé.
Compré con tiempo para que ellas, que estaban de vacaciones unos días, pudiesen vivir  una sorpresa inesperada, y los demás a su lado. Pero día tras día vi como la sorpresa no llegaba, como cada actualización alejaba la esperanza de ese momento soñado, y la  ansiedad crecía más y más. Era el cuento de Pedro y el lobo… y la pesadilla era una suma y sigue…
"planificado- reparto-devuelto ",  un mantra que se repite con variaciones  pero con idéntico resultado.   Como  el milagro de los panes y los peces, un día de plazo de entrega se ha convertido en más de una semana,…
Compré magia e ilusión  y recibí ansiedad y decepción

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo cuentas todo .. tan bien.. :-)