21.11.18

Jesús

Se van yendo poco a poco, y van dejando un inmenso vacío que a menudo es difícil de ir rellenando... Unos tuvieron días de hospital antes del punto final, otros se fueron con un portazo silencioso, sin preaviso.
Este año las ausencias son numerosas y demasiado próximas..
Con Jesús se han ido recuerdos de mi infancia y juventud, sentir que los afectos no se miden por los apellidos aunque los haya en primer o sexto lugar, que el roce hace el cariño, y que los amigos están cuando los necesitas, sin llamarlos...

19.9.18

Tomás

Hoy Tomás se ha ido. Y con él aquellas conversaciones en el hospital cuando a sus ochenta y pico decidió meterse en el quirófano buscando un respiro para su corazón magullado. Sin miedo, porque El quería vivir en mayúsculas, y seguir disfrutando de su pueblo como había hecho hasta entonces. Puso en mi camino las migas para llegar a su paraíso. Ese que nunca quiso abandonar, ..

Las personas de antes están hechas de otra pasta, y lo demuestran a cada paso que dan, en cada decisión que toman .. y desgraciadamente cada vez quedan menos....


Se fueron poco a poco. Un día uno, a la semana siguiente otro, y así año tras año...  hemos quedado sólo tres vecinos, contaba Tomás,  en un pueblo grande

28.8.18

Las personas hacemos los lugares

Llevo tiempo con ganas de escribir  un relato sobre la desaparición de alguien en nuestras vidas, de cómo alguien "reconstruye" la vida de alguien que no está… cómo es esa llamada en la que te informan que alguien se ha ido y cómo es ese camino físico y mental que uno recorre esos días…  cómo uno  abre la puerta y se enfrenta a  todo ese mundo desconocido que hay detrás de cada ser  humano,.. cómo unos deciden no pasar del umbral, y otros se adentran hasta el último rincón. Qué lleva a las personas a  elegir silencios y soledades, qué  laberinto  nos atrapa… Qué hace que las personas encuentren su paraíso en una u otra actividad… Qué nos arrastra a seguir unos sueños y otros,… qué se ha ido quedando en el camino…

Las personas hacemos los lugares,..

Fuera de lugar

A veces la  soledad te puede, te lleva a su terreno y te hace mirar a través del cristal de la nostalgia. No hay abrazos cálidos, ni voces de ánimo, todo parece verse en tonos grises y apagados. Nos puede  esa realidad en la que no encontramos nuestro lugar, el desconcierto  en medio de una multitud que parece dejarse llevar hacia quién sabe dónde. No encajamos en el momento en el que vivimos.

26.4.18

Demasiado pronto



Marzo se ha llevado afectos recíprocos. Aún suenan en mi memoria los ecos de conversaciones que sonaron a últimas y otras en las que sólo eran un suma y sigue. Al menos eso inocentemente  pensaba.

Él sabía que tenía que librar muchas pequeñas batallas, pero ninguna en un futuro inmediato. Inmerso en su mundo, en el que aún quedaban muchas páginas que escribir, y algunas más por colorear. Me pregunto qué habrá sido de Tor, de sus peces de colores, de todos esos cariños callejeros que encontraron a su lado un refugio.  

Ella dejó de conjugar el futuro, sentía que la vida se le iba  como agua en una cesta, y se aferró con uñas y dientes a la ilusión de ver crecer a los más pequeños de su familia. Su mejor obra, sin lugar a duda. Cuántas veces me habrá preguntado "¿cuando vas a venir?"  y cuántas veces he sentido que  tenía cariño para tantos como se cruzasen en su cariño. 

Se fueron como vivieron, y soñaron vivir… en compañía o en soledad,… avisando o en silencio, …    
Qué gran vacío habéis dejado

 [8/3 15/3]